Top

Qué hacer en Cuenca en un día

Cuenca consigue transportarte a la Edad Media según accedes por el Puente de San Pablo y divisas sus casas colgadas. Visitar Cuenca en un día es posible, ya que es una ciudad pequeña y muy manejable andado, con distancias bastante reducidas.

Situada sobre las hoces del río Jucar y Húecar, y a más de 1.000 metros de altitud sobre el nivel del mar, Cuenca es Patrimonio de la Humanidad desde 1996. Desde sus medievales calles, hasta sus casas de colores, la ciudad es única y una maravilla.

Si bien nosotros hicimos una noche allí, esto no es necesario para conocer la ciudad a la perfección. Cuenca es siempre una buena idea, y una escapada perfecta de un día si vives en Madrid. Aquí os dejamos una selección de las cosas que ver y hacer en Cuenca en un día.

Que hacer en Cuenca en un día

Casas colgadas

El plato fuerte e icono de la ciudad se asienta sobre la hoz del río del Huécar. Estas casas con balcones de madera se asoman sobre un acantilado creando una imagen impactante.

A día de hoy solo quedan tres, la Casa de la Sirena y las Casas del Rey.

Puente de San Pablo

Situado junto a las casas colgadas, te permitirán obtener una vista panorámica que va desde estas impresionantes casas a todo el entorno de la ciudad.

Construido a principios del siglo XX en hierro y madera, este puente de 60 metros de altura no es lo más aconsejable para personas con vértigo.

Rascacielos del Barrio de San Martín

Los conocidos como rascacielos de Cuenca son dignos de ver. Como si naciesen de la propia montaña, estos edificios de unas 4 plantas están construidos sobre el acantilado, creando una imagen de postal.  Para poder acceder a ellos atraviesa la calle Alfonso VIII.

Plaza Mayor, un imprescindible si visitas Cuenca en un día

Probablemente la plaza más bonita de la ciudad y algo imprescindible que hacer si visitas Cuenca en un día.

En ella encontrarás el Ayuntamiento, el Convento de las Petras y, como no, la Catedral de Santa María y San Julián. Además, destacan sus bonitas casas de colores, en las que te recomendamos que te hagas una foto para el recuerdo.

Además, esta plaza está repleta de terrazas donde podrás tapear al rico calor del sol, y para descansar después de un día de subidas de cuestas y escalones.

Catedral de Santa María y San Julián

El principal templo de la ciudad es una parada imprescindible en tu visita a Cuenca en un día. Construida en el siglo XII por órdenes del rey Alfonso VIII, hizo que se convirtiese en la primera catedral gótica de Castilla.

Tanto su interior como su exterior son impresionantes, si bien su actual fachada es del siglo XX, ya que la anterior se derrumbó. El horario de visita es de 10 a.m. a 7:30 p.m.

Mejores miradores de Cuenca

Al ser una ciudad sobre un cerro, Cuenca está llena de cuestas y subidas. Esto hace que se creen miradores por toda la ciudad y sus alrededores, que te permitan obtener unas vistas panorámicas impresionantes:

  • Mirador del Rey: es el más alto de la ciudad, y, en consecuencia, te permitirá disfrutar de unas vistas de infarto.
  • Mirador de la Torre de Mangana: además de visitar la propia torre, asómate a su muralla y tendrás unas vistas de la parte baja de la ciudad brutales.
  • Mirador del Parador de Cuenca: aunque no te alojes aquí, te recomendamos que al menos lo visites, ya que es muy bonito. Además, la perspectiva que te ofrece es simplemente espectacular.
  • Mirador Florencio Cañas: bajando desde la Plaza Mayor, alucinarás con las vistas de las espectaculares casas medievales de Cuenca y del Convento de San Pablo.

Torre de Mangana

Esta torre de planta cuadrada datada del siglo XVI, y con 28 metros de altura, está situada en lo alto del casco histórico de Cuenca.

Actualmente no se conoce con detalle su función, aunque se piensa que era una torre de defensa que formaba parte del Alcázar de Cuenca.

Tapear en Cuenca en un día

Cuenca es una ciudad con una gastronomía riquísima. Os aseguramos que en cualquier lugar acertaréis, pero nosotros fuimos a Mesón Jose y no nos pudo gustar más.

Allí podrás degustar algunos de los pueblos típicos de la zona: el morteruelo, una especie de paté de cerdo, los zarajos (intestinos de cordero lechal), las migas y mucho más.

Mejores excursiones desde Cuenca

A tan solo unos pocos km de Cuenca podrás gozar de visitas estupendas y que te permitirán completar tu paso por la ciudad. Te recomendamos que pases la noche allí, y hacer varias de estas excursiones:

Ventano del Diablo:

De camino a la Ciudad Encantada, no puedes desperdiciar la parada en este increíble mirador. Con vistas de infarto a la hoz del Júcar y a toda la Serranía de Cuenca, es una parada muy recomendable si visitas Cuenca en un día.

Ciudad Encantada:

Situada en pleno Parque Natural de la Serranía, se trata de una maravilla de la naturaleza.

Debido a la fuerza del viento, el agua y la erosión, se han creado formaciones rocosas que asimilan a animales como la foca u objetos como el tolme.

Visitarla entera te llevará alrededor de hora y media, y puedes hacerlo por libre o contratar esta excursión que incluye transporte y recogida en Cuenca, guía y entrada de acceso.

Nacimiento del Río Cuervo:

Muy cercano a Tragacete podrás disfrutar de esta estupenda visita. Si quieres disfrutar de un paseo relajado, con el ruido del agua de fondo y naturaleza en estado puro, esta es tu visita. Puedes hacerlo por libre o combinándolo con esta excursión en la que también irás a la Ciudad Encantada.

Caras de Buendía:

Y para acabar el listado de excursiones no podíamos olvidarnos de las caras de Buendía. Esta obra de Eulogio Reguillo y Jorge Maldonado se desarrolla sobre un paseo entre árboles durante el cual podrás ver diversas caras talladas en las rocas de arenisca que impresionan a todo aquel que las ve.

¿Cómo ir a Cuenca?

  • La mejor forma para ir a Cuenca es sin duda el coche. Nosotros siempre alquilamos coche en nuestros viajes con Rentalcars, ofrecen descuentos de hasta el 20% y nuestra experiencia siempre ha sido muy positiva con ellos.
  • Otra forma bastante cómoda de ir es en autobús. Con Omio podéis comparar trayectos y horarios.
  • También podéis optar por ir con una excursión organizada, nosotros os recomendamos esta excursión de un día desde Madrid.
  • Una vez allí, la mejor forma para disfrutar de la ciudad es caminando. Las distancias no son grandes, aunque debes ir mentalizadx para subir bastantes cuestas y escalones.
  • Además, si decides pasar una noche en Cuenca, cosa que te recomendamos, échale un ojo a estos alojamientos con descuento.

Como has leído, visitar Cuenca en un día si es posible. Si bien nosotros te recomendamos que pases una noche allí para aprovechar y hacer excursiones por la zona, en 24 horas podrás hacerta una muy buena idea de la ciudad.

Un abrazo Passporters¡

Passportmarks

Si estáis interesados en conocer otros países del mundo, así como sus imprescindibles, no dudes en suscribirte a mi blog. Además, puede seguir mis viajes en las redes sociales… ¡Hasta pronto Passporters!

0

Comentar